En busca de productividad

16 enero, 2018
Por Guiomar Bonilla

Desde hace dos meses el equipo preolímpico de la clase Láser Estándar y Radial Femenino se encuentra entrenando en la isla de Gran Canaria. Son cinco regatistas de alto nivel que han empezado una preparación, cuyo primer objetivo es clasificar a España para los JJOO de Tokio 2020.

“Navegar en nuestro club, con nuestro equipo de preparadores y arropados por nuestra familia, sin lugar a dudas suma” declaraba con rotundidad Joaquín Blanco Albalat. Tras participar en los pasados Juegos Olímpicos de Rio en 2016, conoce muy bien los pasos que hay que seguir para poder representar a un país, en una de las 10 categorías consideradas olímpicas por el COI. Este año toca trabajar en equipo, pues en el mundial de la clase Láser de Aarhus (Dinamarca), previsto a finales del próximo mes de julio, se jugaran la clasificación de España para los próximos JJOO y son conscientes que se han reducido las plazas de 380 a 350 regatistas.

Falta a esta entrevista el quinto componente de este equipo, el ibicenco Carlos Roselló, porque ha tenido que marchar antes a Península para volar mañana a Madrid, donde se reunirá con sus compañeros rumbo a la World Cup Series de Miami. Hoy es domingo, el reloj marca las 08:30 y acaban de finalizar una sesión de preparación física. A estas horas intempestivas para cualquier mortal, les pregunto cómo es un día cualquiera para unos deportistas de alto nivel. Todos se miran y sonríen. Martina Reino, regatista local y miembro del equipo de Láser Radial, junto a la catalana Cristina Pujol, toma la iniciativa: “todo depende del momento en el que nos encontremos en el calendario y del tipo de competición que tengamos próximamente”. Cristina se anima y le apoya: “para nosotros un domingo es igual que un lunes o un miércoles y los días libres, se establecen en función de las cargas de trabajo”. Joel Rodríguez, tras unos meses a medio gas fortaleciendo sus rodillas, ya se encuentra preparado física y psicológicamente para salir al campo de regatas a por todas. Este 2017 lo ha empleado para sumar títulos a su palmarés, como el último Europeo sub-21 conseguido el pasado mes de agosto o participar con el Spanish Impulse, en la pasada Young America´s Cup, experiencia que le fascinó.

Siento curiosidad por saber si actualmente estos regatistas tienen tiempo para compaginar una preparación olímpica con los estudios. Joaquín respira aliviado, pues en esta ocasión no tendrá esa presión, al haber finalizado sus estudios de Ingeniería Industrial. No es el caso de las chicas, ambas estudiantes de INEF. Cristina Pujol está encantada y le sale a cuenta entrenar en Gran Canaria, porque la Universidad donde cursa sus estudios en Barcelona, le facilita la justificación de falta de asistencia y cambios de exámenes o prácticas. No es el caso de Martina y Joel que comentan, se las ven y se las desean, para adaptar el calendario de competición, en la Universidad de Las Palmas y en la UNED, donde Joel estudia Ciencias Físicas. Lo que sí coinciden los cuatro, es que no se puede compaginar en la misma proporción, porque es fundamental buscar la máxima productividad en sus sesiones de trabajo, algo que han conseguido estableciendo la base de entrenamiento en las instalaciones del Real Club Náutico de Gran Canaria. Y no son los únicos. La regatista griega de Láser Radial Vasileia Karachaliou, subcampeona de la Copa de Europa y bronce en el último Europeo, suma ya tres temporadas con base en estas instalaciones. Su entrenador, el húngaro Tamas Eszes, declaraba recientemente en una entrevista concedida a EFE, que las condiciones de temperatura y viento estables, le permiten navegar más horas al año, que al resto de sus competidoras que permanecen en Europa y tienen que hacer paradas en invierno. Condiciones que también pudieron comprobar el equipo preolímpico británico femenino de Radial, liderado por la regatista olímpica y campeona del mundo Alison Young, al participar en Semana Olímpica Canaria de Vela el pasado mes de diciembre. Por si fuera poco la doble medalla olímpica, tres veces campeona del mundo y mejor regatista del año femenina 2017, la holandesa Marit Bouwmeester, estará en Gran Canaria a finales de Enero con su preparador para llevar a cabo un entreno, al excluir Miami de su programa.

Noto como alguno mira su reloj algo inquieto. Llevamos unos 25 minutos de entrevista pero la bandera que ondea en el varadero, delata que hay un estupendo viento del nordeste que sopla alegre por encima de los 15 nudos. Me arriesgo a una última cuestión y les pregunto cómo llevan el tema publicitario y si tienen algún patrocinador. Son unánimes y contestan que les llegan pocas ofertas, casi siempre de pequeños anunciantes, relacionados con material náutico. De momento siguen adelante gracias a las becas Podium/Telefónica que algunos disfrutan, las ayudas propias del Plan ADO, las subvenciones de la Federación Española de Vela y Federación Canaria. Esto no quiere decir que tengan solucionado el aspecto económico y el Real Club Náutico, sometido actualmente a una restructuración financiera, busca financiación entre los empresarios canarios para Martina, Joel y Joaquín, tres deportistas que aprendieron a navegar y consiguieron sus primeros triunfos en este su club. Hay que tener en cuenta que el aspecto logístico lo solucionan con material de entreno en la base y el de regatas en Península, pero es algo que compensa porque aquí pueden navegar más horas. Como sólo nos queda tiempo para una foto, proponemos hacerla con la cantera de optimist del club, que hoy tiene entreno. A la espera del clásico “patata” para inmortalizar el momento de los niños que empiezan en este deporte, con los ya consagrados que luchan por una medalla olímpica, se oye a un jocoso Joel Rodríguez comentar: “¡pero bueno…si hay alguno que es más alto que yo!”

Texto: Rosa Padrón   Fotografías: Alberto Sánchez

Fuente: rcngc.com

Acerca

Secretario Técnico de la Federacion Canaria de Vela.

Deja un comentario